SUSCRÍBETE
» Inicio » Cómo evitar la frustración de aprender inglés y no avanzar

Cómo evitar la frustración de aprender inglés y no avanzar

Hace unos días hablé por teléfono con una estudiante de inglés que me contaba que llevaba años estudiando inglés y se sentía frustrada porque decía que no avanzaba como ella realmente quería.

Había probado de todo y actualmente daba clases con un profesor americano. Aún así sentía que no era mucho el logro.

Puedes encontrar mi ebook en Amazon “200 frases bilingües. Learn them in 50 days”. 

 

¿Te ocurre a ti lo mismo?

Veamos porqué.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el llegar a un nivel avanzado de inglés, en que te sientas cómodo/a, (C1) requiere un conocimiento de unas 5.000 a 8.000 palabras activas en estructura, es decir, que las sepas utilizar en frases. Nota: Más información sobre el número de palabras.

Si resulta que andas por las 1.500 palabras activas (B1) o incluso 2.500, todavía te queda un largo camino que recorrer hasta las 8.000 palabras activas. Nota: Una gran mayoría de estas palabras son phrasal verbs e idioms. Lo sé por experiencia.

¿Qué ocurre con ese bache?

Ocurre que lees, vas a clases, tienes conversaciones cortas con nativos, o compañeros de clases y sí, crece tu vocabulario, pero sobre todo el pasivo. Es decir, que como has hablado de ciertos temas, pues tienes nuevas palabras en tu vocabulario que reconoces, pero que no eres capaz de usar.

Por ejemplo, lees una historia en inglés y dices: “Ahh, ese phrasal verb recuerdo que significa “pegarse un atracón”“. Pero jamás hubieras dicho por tu cuenta: “He’s always pigging out”. Él siempre se está pegando atracones.

Imagina, además, que en un mes aprendes, 20, 30 palabras activas como mucho.

Al cabo del curso de 10 meses, habrás aprendido unas 300 palabras activas.

¿Y que pasa con las otras 3.000 o más palabras que no sabes?

Algunas serán pasivas (las reconoces, pero no las sabes/puedes usar), pero la gran mayoría ni siquiera existirán para ti.

Ahí está la respuesta de porqué no progresas y es normal que te frustres.

Imagina a un niño de unos 5 años intentado hablar como un adulto de más de 20 años en una reunión. Ese niño, eres tú.

¿Cómo remediar el problema de tener poco vocabulario activo?

Siempre que pregunto a los estudiantes, ¿cuál es la mejor manera de aprender inglés?

Me suelen decir: Hablar con nativos, o ir a vivir a un país de habla inglesa.

Y no les falta razón. El aprendizaje del inglés se acelera exponencialmente si no tienes otra posibilidad que hablar inglés todo el día.

La razón es que todas las palabras que aprendes son activas porque lo que estás haciendo es imitar a los nativos, y si no sabes imitarles bien, ya se encargarán ellos de hacertelo saber.

Esta forma de aprendizaje es mucho más duro, pero infinitamente más efectivo y gratificante. En unos meses, un año, si le pones empeño, y realmente hablas inglés con nativos, ya estás en el C1.

¿Y si resulta que no tienes oportunidad de ir a un país de habla inglesa?

Entonces debes forzar la situación tú mismo/a de la siguiente manera:

  1. Además, de las clases dedícale al inglés 30 minutos todos los días, a ser posible de listening.
  2. Búscate metas que te presionen a estudiar inglés. Por ejemplo, ponerte como voluntario/a en tu empresa para una presentación,  o explicación en inglés dentro de 6 meses. Aprenderás el vocabulario, las palabras y el discurso, muchísimo más rápido que si esta meta real no existiera. Otra idea: vete de viaje con unos amigos, y sé tú el que se encarga de hablar con todos los interlocutores.
  3. Mira series, escucha audiolbros y podcasts, ve vídeos en Youtube, todo en inglés. Y si aún no estás a ese nivel, selecciona solo 1 minuto del material que has decidido escuchar, busca todas las palabras en el diccionario y apréndetelas.
  4. Se constante. No se trata de “pegarse un atracón” un día y luego nada. Se trata de hacer algo todos los días.

En conclusión, la clave está en crear un entorno similar al que tendrías en un país de habla inglesa. Si no lo tienes, lo tienes que crear tu mismo.

Ahora mismo es muy fácil hacerlo porque hay tantísimo material en internet. ¿A qué esperas? ¡Empieza ya!

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *