SUSCRÍBETE
» Inicio » ¿Cómo pensar en inglés?

¿Cómo pensar en inglés?

¿Es posible llegar a pensar en inglés? Sí, pero no es tan fácil. Descubre qué tienes que hacer para conseguirlo.

Muchos métodos para aprender inglés insisten en que la mejor manera de aprender la lengua anglosajona es “pensando” en inglés.

Pero, ¿es posible que un hispanohablante llegue a pensar en inglés? Sí, pero no es fácil.

Se sabe que el pensamiento está estrechamente vinculado al lenguaje. Por tanto, pensamos en un idioma determinado porque hablamos en ése idioma. De ahí que para pensar en inglés sea necesario, a mi juicio, cumplir dos requisitos:

1) Tener una sintaxis sólida, es decir, ser capaz de hilar frases gramaticalmente correctas sin titubear.

2) Tener un vocabulario amplio.

Ambas condiciones sólo se pueden alcanzar con mucha práctica y constancia dado que se trata de crear dentro del cerebro un archivo adicional donde poner los nuevos códigos (en este caso del inglés). Dentro de ese nuevo archivo (habitación) debes poner a un nuevo inquilino (el inglés) a convivir con el viejo inquilino (el español) sin que ambos se comuniquen. Por tanto, habrás de crear viviendas separadas y estancas. El nuevo inquilino tendrá inicialmente una habitación muy pequeña y con poco mobiliario (vocabulario) y por tanto intentará todo el tiempo pasarse a la habitación del viejo inquilino para sentirse más cómodo. Cuantos más muebles y espacio (vocabulario y sintaxis) le demos al nuevo inquilino más cómodo se sentirá y no querrá abandonarnos o mezclarse con el español.

Es lógico que este proceso sea más fácil de realizar si vives en un país anglosajón al estar recibiendo continuamente estímulos externos. En este caso, el cerebro se acostumbra a imitar y copiar. Por el contrario, cuando vives en tu país tienes que hacer tú solo el esfuerzo de crear esos estímulos, buscando palabras en el diccionario, viendo películas, leyendo en inglés y apuntándote a clases de inglés.

Algunos consejos para que el nuevo inquilino (el inglés) tenga más espacio en tu cabeza:

1. Busca razones para quererle (un trabajo mejor pagado, conocer gente, otras culturas, viajar, leer textos de tu profesión, etc.). Cuando algo te gusta es más fácil aprender a dominarlo.

2. Visita todos los días al nuevo inquilino de tu cerebro para darle más espacio y decorar su habitación con nuevas palabras, nuevas frases, nuevas expresiones, nuevos sonidos. Así se hará independiente y no sentirá deseos de irse a vivir con su vecino, el inquilino español, dando lugar al terrible Spanglish.

3. Dale especial importancia a la sintaxis, es decir, la forma correcta de hilar las palabras en una frase en inglés . Este es el principal obstáculo para los hispanohablantes ya que la sintaxis del español no se parece nada a la del inglés. Con un ejemplo lo verás más claro. En español decimos “El juego acabó.” Probablemente pensarás que en inglés esta misma frase se dice: ” The game finished” y no se te ocurre pensar en: “The game is over”, que sería lo correcto. Como ves la estructura inglesa no se asemeja en nada a la del español. Ello nos obliga a aprender las frases tal y como se dicen en inglés y no traduciendo literalmente.

4. Ve poquito a poco. Primero palabras simples, luego frases sencillas, después más vocabulario y estructuras más complejas. Procura no darte empachos -por ejemplo escuchando películas en inglés sin subtítulos- porque te desmotivarás y querrás echar fuera de tu cabeza al nuevo inquilino por sentirte incapaz de comprenderlo.

5. Intenta buscar un intercambio o frecuentar lugares donde haya nativos de habla inglesa. El típico Pub Irlandés, por ejemplo. Se trata de que el nuevo inquilino de tu cerebro aprenda por imitación y pueda crear imágenes nuevas escuchando a otros hablar.

6. Ten paciencia. Recuerda que no has dejado de hablar español ni un solo día desde que balbuceaste tus primeras palabras y que por eso ahora te resulta fácil pensar y hablar en español. Llegar a dominar un segundo idioma requiere, por lógica, también mucho tiempo de exposición.

Os dejo en este enlace unos consejos muy acertados para conseguir pensar en inglés.

¡A ello ahora mismo!

Mónica

Sígueme en Twitter
Pon me gusta en Facebook 

Artículos Relacionados

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *